Nuestro sitio se encuentra bajo desarrollo continuo. Pronto tendremos más información de Aquagym.
Recibe promociones.
Inciar sesión
 

Búsqueda

Regístrate

Recibe nuestras promociones.
Pulsa aquí
JoomlaWatch Stats 1.2.9 by Matej Koval
Reglas de Seguridad en Albercas Residenciales PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Josefina Garza de Con   
  • Tome un curso sobre seguridad acuática para aprender más acerca de la seguridad en albercas y cómo prevenir accidentes en las mismas.
  • Averigüe cuáles son las leyes del estado y del municipio para albercas residenciales.
  • Nunca deje nadar a nadie solo en su alberca.
  • Utilice una cuerda con boyas para señalar donde cambia la profundidad del agua de baja a profunda. Señale claramente la profundidad en metros.
  • Tenga a mano, claramente indicado, un flotador de anillo o cualquier otro equipo de seguridad.
  • Indique claramente cuáles son las reglas de su alberca y verifique la obediencia de todos, sin excepción. Por ejemplo, no permita el uso de botellas o vasos de vidrio alrededor de la alberca; no permita que corran o se empujen y no permita que se tiren clavados, a menos que su alberca cumpla con las reglas de seguridad (profundidad, etc.) adecuadas para clavados.
  • Tenga a mano un teléfono con los números de emergencia claramente indicados. También indique cerca del teléfono, la dirección correcta de su domicilio, con las calles que lo cruzan claramente indicados, para que quien esté haciendo la llamada de emergencia, pueda dar los datos claramente al despachador de emergencias.
  • Asegúrese de cercar y manener bajo llave el área para prevenir que le gente entre sin su conocimiento y alejar a los niños, quienes pueden ahogarse en el agua.
  • Guarde los químicos de la alberca, tales como cloro, ácido muriático, carbonato de calcio, juegos de medición, fuera del alcance de los niños y en recipientes a prueba de niños. Identifique claramente las etiquetas y en caso de una emergencia, siga las instrucciones de los fabricantes.
  • Asegúrese que todos los miembros de su familia sepan nadar.
  • Cubra la alberca cuando la familia esté lejos de casa.
  • Asegúrese que los vecinos y sus niños sepan que la alberca no se puede utilizar sin su consentimiento.
  • Asegúrese que la compañía de seguros de su residencia cubra también el área de la alberca.

Personas con alto riesgo de ahogamiento
  • Adultos cargando niños.
  • Personas con obesidad.
  • Personas que no saben nadar, o nadan mal. Niños menores de 5 años.
  • Ancianos o adultos imposibilitados.
  • Personas bajo la influencia de alguna sustancia.

¿Qué hacer en caso de una emergencia?

  • Llame a alguien más y pida ayuda.
  • Ayúdelos a salir.
  • No entre al agua a menos que tenga un entrenamiento de rescate acuático.
  • Utilice un palo o una cuerda. Verifique su pulso y respiración.
  • Inicie RPC si esta capacitado.
  • Solicite ayuda profesional – Cruz Roja, servicios de emergencias médica, etc.
  • Continúe cuidándolo mientras llega ayuda.

Prevención

  • Los niños no son ‘a prueba de ahogamiento’
  • Supervisión constante de un adulto: Nunca asuma que alguien más está vigilando
  • Enfoque su atención: Dedique tiempo a la supervisión sin que nada lo distraiga.
  • No sustitutos: El uso de chalecos o juguetes inflables nunca deberá sustituir la supervisión de un adulto. Estos accesorios podrían desinflarse, cambiar de posición o resbalarse y dejar al niño en una situación muy peligrosa.
  • Cercar las albercas: se recomienda usar una cerradura automática a una altura fuera del alcance del niño (1.30mts)
  • Tener un teléfono accesible: con los números a donde llamar en caso de una emergencia.
  • Tomar un curso de RCP – obligatorio para los maestros de natación.
  • Tener un flotador cerca de la alberca para tirarlo a quien lo necesite.

Educación

  • Enseñar a los niños a nadar
  • Enseñar a un niño a no meterse a la alberca cuando estén solos.
  • No meterse vestidos – usar traje de baño.
  • Aun que sepan nadar muy bien, nunca hacerlo solos.
  • No nadar en aguas desconocidas.
  • Enseñar a los niños a que no jueguen agresivamente dentro del agua.

Nadar después de comer

Utilice el sentido común en este punto. Por lo general, no es necesario esperar una hora antes de volver a nadar, sin embargo, es muy recomendable dejar pasar tiempo (de 1 a 3 horas) antes de nadar después de comer una comida muy abundante, si se va a nadar en agua muy fría o a realizar un ejercicio extenuante.

Nunca ingerir bebidas alcohólicas cuando se esté en actividades acuáticas.

Utilice un chaleco aunque los niños sepan nadar, pero no pisen el fondo, para evitar que se cansen.

No tirarse clavados en agua poco profunda, cuando haya mucha gente en la alberca ni en aguas desconocidas. Cuando se tiren, que lo hagan con los brazos por delante de la cabeza.

 

Fábrica y Tienda de Trajes de Baño

 
Visita velox.com.mx y escoge el traje de baño que maximizará tu desarrollo deportivo.